casa_cefa

Historia:

En el año 2000, la casa es adquirida por la Arquidiócesis de Bogotá e inicia un amplio proceso de transformación consistente no sólo en una restauración íntegra sino también se transforma en sus funciones y servicio a la comunidad.

Reconociendo el importante legado que deja una agitada historia de cuarenta años transcurridos en una casa, por la que pasaron innumerables intelectuales, personajes de la cultura, estudiantes universitarios, bachilleres y fieles, el Centro Emmanuel Mounier y la biblioteca Gerardo Valencia Cano se convirtieron en el Centro Cultural Francisco de Asís.

Esta hermosa obra surgió de la iniciativa del Padre Alfonso Rincón González, respondiendo a los desafíos de una nueva pastoral para la cultura a  la que poco a poco se  fueron uniendo jóvenes universitarios y artistas.  Exposiciones de arte, ciclos de cine, conferencias, talleres y cursos sobre temas  de  la Fe, coloquios de música religiosa, diplomados, puestas en escena actividades que enriquecen  la vida intelectual y espiritual de la comunidad capitalina, se suceden  como parte de  la actividad del Centro Cultural.

Tomando su nombre del santo de más feliz recordación, la casa se convierte en un espacio abierto a la reflexión y manifestación de distintas expresiones culturales y artísticas, trabajando en beneficio de toda la comunidad y valorando el inmenso aporte y propuestas que ella puede hacer para contribuir al logro de la paz en Colombia. El Centro Francisco de Asís reconoce su papel como cultivador de los valores evangélicos y a la vez universales, como medio que estudia y busca soluciones a la realidad nacional, como ente propagador de la cultura y del arte, y  lugar de encuentro de diferentes tendencias e ideologías.

El principal objetivo, crear un diálogo permanente entre el Evangelio y la cultura contemporánea, principalmente a través del arte en el espíritu de Francisco de Asís. Dada la naturaleza y vocación de los miembros del equipo de trabajo del Centro Cultural, se concentró la actividad en propuestas de formación artística principalmente de índole teatral, además de puestas en escena de obras cortas y sencillas. De esta manera surgió la necesidad de formalizar la actividad teatral del Centro Cultural Francisco de Asís, bajo un nombre pero dentro del mismo esquema administrativo y así, hacía finales del 2007, nació Éxodo – Teatro. Producciones: Samaritana; adaptación del episodio bíblico (con un lenguaje más actual). El Príncipe Feliz; adaptación del cuento de Óscar Wilde (trata problemáticas directas de la juventud). La Fe que Amo más es la Esperanza; a parir del texto del Pórtico de la Segunda Virtud del escritor Francés Charles Pegui.

Somos una organización en continuo trabajo creativo cuyo fin primordial es promover valores para la convivencia a través del arte y de experiencias de formación, que motiven al ser humano a enfrentar sus retos existenciales y los retos sociales de su propio entorno.

  • Diálogo: Encuentro e intercambio de saberes en una sociedad pluricultural.
  • Compromiso: Los miembros que trabajamos en el equipo de la delegación contemplamos la pastoral como parte importante de nuestro proyecto de vida.
  • Servicio: El  prójimo, principal benefactor de nuestros productos y proyectos.
  • Creatividad: los procesos al interior y hacia afuera de nuestra organización son dinámicos e    innovadores e imprimen un sello particular a nuestra propuesta.